46,1% de diputados aspira a gobernar estados y municipios

Hernán Lugo Galicia. El Nacional. Tres quieren ir a Miraflores, pero la mitad de los diputados de la oposición en la Asamblea Nacional aspira a competir en las primarias de la Mesa de la Unidad Democrática para convertirse en eventuales candidatos a las gobernaciones y alcaldías. De 65 parlamentarios, 30 (46,1%) deshojan la margarita, conversan con partidos y, en algunos casos, andan en precampaña, según una encuesta efectuada a los legisladores y a los partidos de la oposición. De ese total, 16 centran sus ojos en las sillas regionales y 14 en las municipales.

¿Qué pasará si ganan? Por ejemplo, en los circuitos de Machiques, La Villa, Lagunillas y Bachaquero, el Consejo Nacional Electoral tendría que convocar a nuevos comicios porque los parlamentarios principales y sus suplentes mueven las piezas para regresar de Caracas a su lar natal.

Se trata de Juan Romero (Machiques), quien tiene como suplente a Elí Ramón Atencio (La Villa); y Melvin Méndez (Lagunillas), cuyo suplente, Ender Pino, desea mandar en Bachaquero.

En la otra acera están quienes cuestionan que la oposición abandone el Parlamento, luego de lograr la victoria el 26 de septiembre de 2010, porque las curules podrían ser ocupadas por el Partido Socialista Unido de Venezuela.

En 2005 la oposición se retiró de la contienda legislativa, lo que le permitió al oficialismo dominar la agenda parlamentaria. Ese año votaron 3.604.741 venezolanos (25,26%, según el CNE).

El MVR sacó 114 escaños (23,9%); Podemos, 15 (8,11%); PPT, 11 (5,80% ); PCV, 8; UVE, 4; Conive, 2; Mi Gente, 2; y 11 se los distribuyeron 11 partidos pequeños.

El 26 de septiembre de 2010 la correlación de fuerzas cambió y los adversarios del Gobierno retornaron al foro legislativo. El PSUV obtuvo 97 curules; PCV, 1; los partidos de la MUD, 65; y PPT, 2.

Abandonar espacios.

Arcadio Montiel (Podemos), Delsa Solórzano (Un Nuevo Tiempo) y Carlos Berrizbeitia (Proyecto Carabobo) niegan que tengan planteado medirse en las primarias. Respetan el derecho de los demás a querer el poder, pero reprochan que no mantengan una coherencia política.

“No voy a buscar votos para una alcaldía zuliana; ya conseguí los sufragios para ser diputado y cumpliremos con los electores. Hay que respetar la voluntad del pueblo. No darle la espalda. Si nos eligieron diputados, no puede ser que cambiemos ahora. He recibido varias ofertas para ser candidato, pero cumpliré con los 1,4 millones de votos que obtuve y me quedaré en el Parlamento”, afirmó Montiel.

Solórzano, diputada del Parlamento Latinoamericano, señaló que se trata de una cuestión estratégica que la MUD conserve las sillas en las instancias legislativas. “No hay que abandonar los espacios; en especial este cuerpo internacional que sirve para denunciar los atropellos en Venezuela. Fui electa por cinco años y voy a culminar el período”, dijo.

La diputada de UNT piensa que su deber es representar a Venezuela luego de seis años de ausencia: “En 2012, veremos si somos ministros o aceptamos una nueva propuesta de los electores. Por ahora, aquí me quedó (en el Parlatino), en representación de 5 millones de votantes”.

Berrizbeitia comparte la posición de Solórzano y señala que los ciudadanos eligieron un nuevo Parlamento, no concedieron una patente para aspirar a las gobernaciones o alcaldías: “No podemos dejar la Asamblea Nacional sola al oficialismo; sería un error político”.

El diputado de Portuguesa Iván Colmenares dijo que espera seguir en el Palacio Federal en Caracas, en virtud de que sí opta por un cargo regional su estado quedaría sin un representante de la oposición, dado que él es el único que entró por la Mesa de la Unidad.

Juego de ajedrez.

Las primarias de la oposición y las elecciones presidenciales de 2012 son concebidas como un laboratorio para la dirigencia política, pues si se cambia el escenario habrá que elegir a eventuales gobernantes.

Por ejemplo, si Henrique Capriles Radonski llega a ser el abanderado de la MUD y luego gana la Presidencia, queda vacante la gobernación. En ese caso, surgen dos nombres: Carlos Ocariz (PJ) y Enrique Mendoza (Copei). Y si Ocariz vence al oficialismo, entonces habría que escoger un alcalde en Sucre. Es allí cuando suena Juan Carlos Caldera (PJ), quien se muestra cauteloso y no revela qué haría.

Entre la lista de encuestados, los virtuales candidatos, como Antonio Barreto Sira (Anzoátegui), Eduardo Gómez Sigala (Lara) y Julio César Reyes (Barinas), prefieren esperar. “Cuando el CNE publique el reglamento, y si el pueblo lo decide, tomaré mi decisión. Hay tiempo para tomar una posición”, expresó Becerra Sira. Gómez Sigala respondió: “Estoy en la Asamblea dedicado a tiempo completo”, mientras que Reyes señala que fue alcalde de Barinas por ocho años.

Enlace original aquí.

Anuncios

Publicado por

Xavier

Politólogo (UCV y UAB). Magíster en Estudios Latinoamericanos (USAL). Director de la ONG Entorno Parlamentario (@eparlamentario). Miembro del equipo directivo de @EducaMiranda

Y a ti qué te parece este artículo? déjame conocer tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s