La voluntad impuesta ¿es voluntad?

Observo esta pared, cierro los ojos y escucho: siembra el socialismo, aunque no lo entiendas a tu joven edad, no importa ya habrá tiempo… de momento delata al vecino, combate a tu hermano si no hace lo que haces tu, defiende con la vida al mismo gobernante de siempre, participa en el único partido y haz con frenesí lo que otros han pensado ya por tu bien”. Este testimonio a pie de calle, pareciera un testimonio vivo del momento en que una ideología, pierde su carácter de idea, de opción, para convertirse en imperativo doctrinario, un imperativo que supone la supresión de la posibilidad de escoger…

Recientemente se ha hecho conocer, de forma gráfica, cómo la apología a la violencia, se hace práctica educativa para niños de nuestras zonas populares. Una violación flagrante, impune y a plena luz del día de los derechos nacionales e internacionales que amparan a nuestra infancia. Situación que sucede con el respaldo, anuencia y omisión deliberada de nuestras autoridades educativas. Han sido bastantes los reportajes, documentales, trabajos sociológicos y hasta etnográficos sobre el tema y ante los cuáles, el Estado prefiere asumirlo como un mero anécdota mediático “que sólo preocupa a los ricos”.

Circunstancia que representa una implicación directa de todo aquello que subyace bajo la idea de “sembrar el socialismo”. En estas imágenes es revelador, cómo la violencia se inyecta en forma de culto revolucionario donde priva la supresión deliberada del criterio de escogencia entre nuestros niños. Una guerra ideolóica, hecha política educativa y que tiene como diana el segmento más joven y vulnerable de nuestra sociedad: los niñ@s.

“Con Chávez todo, sin Chávez ¡plomo!” ¿qué significa?..

Apología a la violencia y a la lealtad armada al Presidente de la República, uno de los códigos más aterradores de la violencia política de la que no termina de nacer nuestro país, como realización colectiva de paz y convivencia. El problema consigue resonancia también, en la violencia y sus códigos de legitimación, especialmente en zonas de la ciudad donde se promedian entre 70 y 90 muertes violentas (un 90% impunes) cada fin de semana.

A esta terrible situación, el gobierno se ha encargado (nótese que los libritos rojos que portan son editados por el Ministerio de Información y Comunicación) de “empoderar” a este tipos de “colectivos” que se dedican exclusivamente a la “educación” de las comunidades, en donde además de ideología se le imparten ejercicios prácticos de uso de armas, con la total anuencia y entusiasta participación de sus padres.

En consecuencia, seguir esperando un resultado electoral y seguir viendo con religiosidad telenovelas, mucho béisbol y  mirando a otro lado no revertirá esta situación. Esto debería llamarnos a la reflexión y a la acción constructiva, para recuperar la sociabilidad perdida, durante tantos años de polarización política. Esta práctica de “voluntades impuestas”, es un acto de violencia injustificable desde cualquier punto de vista que debemos impedir. Sobre esta realidad hay que actuar, pues también hay que reconocer que ha crecido a la sombra de nuestra indiferencia como sociedad. Acciones ya, si queremos que el patrón de socialización política del futuro se fundamente en ideas, antes que en balas.

Anuncios

Publicado por

Xavier

Politólogo (UCV y UAB). Magíster en Estudios Latinoamericanos (USAL). Director de la ONG Entorno Parlamentario (@eparlamentario). Miembro del equipo directivo de @EducaMiranda

2 thoughts on “La voluntad impuesta ¿es voluntad?”

  1. No sabes una mierda de Socialismo hijo…

    quizás…si te quitas el vendaje burgués que llevas en los ojos y empiezas a entender un poco las necesidades de tu pueblo empezarás al comprender al Socialismo como necesidad histórica.

  2. En la actualidad existen experiencias socialistas exitosas, sin tener que armar a la población civil, ni militarizar a niños, el que se considere necesidades histórica no justifica a un niño armado…mucho menos el disparate personalista y hambreador que vive Venezuela

Y a ti qué te parece este artículo? déjame conocer tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s