33 leyes ha dictado, hasta ahora, el Presidente vía Habilitante

El Universal. María L. Da Corte.

“A partir del momento en que yo lo diga van a tronar los cañones de la burguesía (… ) solicitaré en las próximas horas con la fundamentación por escrito, una Ley Habilitante para la emergencia (ocasionada por las lluvias)”, soltaba el presidente Hugo Chávez, el 10 de diciembre de 2010.

Hoy a un mes que el Jefe de Estado pierda los poderes especiales que le otorgó el instrumento que lo autoriza para dictar decretos con rango, valor y fuerza de ley siguen tronando las criticas no sólo por el largo periodo por el que fue habilitado sino por lo amplio de las materias que le delegó la Asamblea Nacional (AN). 

Aunque Chávez insistió en reiteradas oportunidades que la Habilitante era para atender la emergencia por lluvias, al solicitarla al Parlamento, el texto preveía nueve ámbitos: desde atender calamidades, desastre o catástrofes naturales hasta materias de infraestructura, transporte, servicios públicos, vivienda y habitat, sistema financiero y tributario, seguridad ciudadana, defensa de la nación y cooperación internacional. Diecisiete meses después, de 33 leyes aprobadas sólo unas seis tienen que ver con la coyuntura para la cual fue solicitada.

La diputada María Corina Machado (Independiente-Miranda), recordó que desde “el momento que se aprobó la Ley Habilitante alertamos a todos los venezolanos sobre la naturaleza de ese proyecto y que lo que perseguía era un golpe a la institucionalidad de la Constitución”. A su juicio “se le estaba arrebatando a la AN recién electa su potestad de ejercer la función fundamental, su función legislativa y con una excusa coyuntural que era la emergencia de las lluvias, disfrazar la pretensión de usurpar el poder de la AN”.

“Hoy vemos los resultados, cuáles de ese leyes que se aprobaron, amparadas en la Habilitante, realmente tenían que ver con la pretensión y la justificación inicial, entre otras quizás la mas grave la Ley Orgánica del Trabajo, en la cual se le dio la espalda a los trabajadores, a los sindicatos organizados y sus representantes”, agregó la parlamentaria.

Para su colega Elvis Amoroso (PSUV-Aragua), la ley Habilitante, además de ser una facultad del Parlamento prevista en la Constitución, permitió “reforzar al Poder Popular y legislar en el área social, especialmente en la construcción de viviendas, un beneficio dirigido especialmente a los damnificados en su momento, el cual por una vía ordinaria o por las vías tradicionales, no se podía porque obviamente toda Venezuela sabe lo que obstaculiza el sector oposición dentro de la AN”.

“La oposición se ha dedicado a obstaculizar cualquier propuesta, sea buena o no, del grupo revolucionario”, subrayó, para luego advertir que la bancada de la oposición no habría apoyado la Ley de Costos y Precios Justos, porque “viene a frenar la especulación, y el sector oposicionista ante una ley como esa tiene que oponerse, porque lesiona los intereses de ellos, porque la mayoría de ellos son empresarios”.

Amoroso insistió en que la Habilitante fue plasmada por la Asamblea Nacional Constituyente, de la cual formó parte, y es una figura usada en la mayoría de los países de la región, “para que cuando exista alguna problemática o diferencia donde no se va a poder legislar por completo, como el caso de la AN actual se utilice”.

Pero el abogado constitucionalista, Juan Rafalli, calificó de “insólito” el trato que la Constitución da a las leyes habilitantes , ya que solo exige “el establecimiento de un límite temporal, fijar un plazo para su ejercicio y ser aprobada por las tres quintas partes de la AN, para que esa Asamblea fije el marco de las materias a delegar”. “Que es lo que ha ocurrido no solo con la Habilitante de 2010, sino con sus antecesoras, que aprovechando esta insólita forma de tratar la habilitación del Presidente por parte de la Constitución, se han conferido leyes habilitantes amplísimas en cuanto a su contenido material y en cuanto al tiempo de su ejercicio”, explicó Rafalli.

Destacó que la Constitución no establece “de plano, como sí ocurre en muchos otros países, las materias sobre las cuales excepcionalmente puede legislar, sino que las competencias para ejercer la Habilitante se le delega o mejor dicho se transfiere a la propia AN”.

El abogado recordó que una ley habilitante la justifica la necesidad de atender una situación excepcional, pero “en la medida en que tú confieras como AN una habilitación por mucho tiempo y por muchas materias, ya no estás hablando de una habilitación excepcional sino que estás hablando prácticamente de una delegación de tus funciones que encabeza el Presidente de la República, por un período enorme”. “Cuando tu tienes una amplitud de área tan grande, todo lo puedes hacer caer allí. Por supuesto, realmente no estamos en presencia de una ley Habilitante excepcional y temporal; estamos ante una delegación legislativa amplísima en el tiempo y en las materias conferidas al Presidente”, insiste.

Los poderes otorgados a Chávez por 18 meses, que vencen el próximo 20 de junio, no podrán repetirse, a juicio de la diputada Machado, no sólo porque no cuenta con las tres quintas partes de votos para su aprobación, sino porque confía en la derrota del Presidente el próximo 7O, y augura que la vía Habilitante no será la nueva forma de gobernar el país.

Enlace original aquí.

Anuncios

Publicado por

Xavier

Politólogo (UCV y UAB). Magíster en Estudios Latinoamericanos (USAL). Director de la ONG Entorno Parlamentario (@eparlamentario). Miembro del equipo directivo de @EducaMiranda

Y a ti qué te parece este artículo? déjame conocer tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s