Parlamento en campaña presidencial. Editorial del Parlamentoscopio #4

Por Xavier Rodríguez Franco.

Finaliza el primer semestre parlamentario del 2012, año en el que converge una coyuntura electoral especialmente competitiva, lo cual no ha sido ajeno al ritmo de actividades del Poder Legislativo venezolano. A pesar de desconocerse a estas alturas del año el calendario legislativo oficial de la Asamblea Nacional, nos encontramos con un balance deficitario en cuanto a producción legislativa, así como también en cuanto al debate plural de los asuntos públicos más apremiantes que presenta el país en la actualidad.

Los discursos ofrecidos a la opinión pública de estos últimos meses giran principalmente alrededor de la campaña presidencial. Un activismo motivado además por las campañas particulares de un creciente número de diputados en funciones, incluyendo al mismo presidente de la Asamblea Nacional Diosdado Cabello. Un síntoma más de la precaria autonomía institucional y de la evidente subordinación del parlamento a la voluntad presidencial por su reelección. Circunstancia a la que se le añade la dedicación principal de los máximos representantes de las Comisiones Parlamentarias, quienes tienen un desempeño central en las labores de movilización electoral de sus respectivos partidos.

En este marco, las expectativas populares por leyes consensuales como es el caso de la ley desarme -entre muchas otras- tendrán que esperar sin perspectiva clara de cuánto tiempo más. Incertidumbre mucho más aguda, en cuanto menos espacio se permitan entre las partes para el encuentro y  cuanto más existencial y suma cero se torna la confrontación política. Con el paso de las semanas, el escenario legislativo posterior al 7 de octubre es totalmente incierto y el comportamiento de las bancadas hacen suponer que serán escenarios diametralmente opuestos.

La habilitante primero y el folclore electoral después, el Poder Ejecutivo y su agenda política ha dejado su impronta en la activad del Poder Legislativo, una evidencia empírica a plena luz del día. Lo cual en un marco institucional con una independencia tan precaria, se evidencia en un deficitario ritmo parlamentario como el que presenta la Asamblea Nacional en lo que va del 2012. Otra evidencia sostenible en poco más de año y medio, es la cantidad de ajustes presupuestarios que han colmado la agenda de las sesiones plenarias durante este período. Este aspecto nos permite vislumbrar la forma poco planificada como se está gestionando el gasto público durante la actual coyuntura electoral. Un claro síntoma de desgobierno en la contención del ritmo inflacionario de nuestra economía, demuestra en buena medida la imprescindible naturaleza clientelar del desempeño electoral de nuestro gobierno.

Vivimos en un período de preocupante desatención -y en ocasiones desinterés- en el papel del Poder Legislativo dentro del sistema político enmarcado en la Constitución. Que un Poder Legislativo dedique la mayor parte de su tiempo a aprobar recursos sin evaluación profesional y autónoma de su destino y sus resultados, es un mensaje preocupante sobre el futuro de nuestra institución deliberarativa.

En este sentido, es menester contribuir al debate sobre los impactos de las leyes y la importancia del Poder Legislativo en este contexto de tanta estridencia personalista. De tal modo, en este número de julio retomamos el estudio de los desempeños políticos, con un artículo referido a la evaluación de la gobernabilidad a partir de sus instituciones hecho por Alejandro Agudelo y Jemirson Ramírez. Asimismo, evaluamos el impacto de una legislación de gran relevancia como lo es el nuevo Código Orgánico Procesal Penal, cuya constitucionalidad es abordada por el Doctor Luís Izquiel.

Por otra parte, ampliamos el rango de nuestra entrevista del mes, con la participación de la asistente parlamentario María Auxiliadora Díaz. Finalmente, por primera vez contamos con el aporte de un diputado en funciones; tal es el caso de Luís Barragán, quien reflexiona sobre el valor cívico de los discursos parlamentarios en fechas patrias como las recientemente celebradas durante este mes aniversario de la República.

Desde Entorno Parlamentario y Monitor Legislativo procuramos que la ciudadanía mantenga viva la expectativa de un diálogo parlamentario pertinente, plural y oportuno. Es en este principio de acción social desde el cual el Parlamentoscopio busca visibilizar y promover el debate sobre los asuntos públicos de nuestro tiempo, así como destacar la importancia de nuestras instituciones democráticas.

Publicado en el Parlamentoscopio.

Anuncios

Publicado por

Xavier

Politólogo (UCV y UAB). Magíster en Estudios Latinoamericanos (USAL). Director de la ONG Entorno Parlamentario (@eparlamentario). Miembro del equipo directivo de @EducaMiranda

Y a ti qué te parece este artículo? déjame conocer tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s