La carta militar en las elecciones regionales del 16-D

General Mata Figueroa, hoy candidato a la Gobernación de Nueva Esparta

Por Xavier Rodríguez Franco.

Recientemente participé en una nota de prensa para el diario La Tercera de Chile, referida a la particular circunstancia de que el Presidente Chávez, una vez ganador de la pasada contienda electoral, haya decidido que la mitad de sus candidatos a las elecciones regionales del próximo 16 de diciembre tengan un origen militar. Ciertamente para el imaginario político chileno (y de buena parte de la región), la figura militar resulta sensiblemente incompatible con cualquier idea asociada a la democracia; más aún cuando se trata de designaciones “a dedo” que evadieron deliberadamente la práctica de elecciones primarias que el propio Partido Socialista Unido de Venezuela le enrostraba a la oposición pocos años atrás.

A continuación, reproduzco las tres preguntas que me fueron formuladas sobre esta particular dinámica política:
  • 1.) La prensa venezolana informa hoy que Chávez escogió a 12 militares para las gobernaciones*. ¿Cómo se interpreta este gesto del mandatario? ¿Cuál fue el criterio de selección?
Efectivamente, la presencia de militares en la gestión gubernamental ha sido una característica muy marcada en la forma de pensar la política del Presidente Chávez. El símbolismo de la lealtad y la obediencia marcial es un elemento central en su forma de gestión pública, más aún en unas circunstancias electorales en las que a decisión del propio Presidente se suspenden las elecciones primarias dentro del PSUV a todas los niveles de candidaturas de elección popular ( presidencial, regional y municipal). Situación que además de ir en contra del principal de los métodos de democracia interna establecido en los estatutos del partido (artículo 5°, página 53; 2010), contrasta con lo practicado en el año 2008 y 2010 cuando se consultó a la militancia del partido oficialista sobre quiénes serían los candidatos en las elecciones de alcaldes, gobernadores y representantes parlamentarios.
Por otra parte, el Presidente Chávez, por sus circunstancias de salud, lo competida y pugnaz de la campaña electoral presidencial y ante la inocultable imagen de desgaste de su gestión pública, ha procurado mandar un mensaje de que su Revolución debe descansar entre los cuadros políticos más fieles, disciplinados, leales y obedientes: sus compañeros de armas entre los primeros de ese “frente de batalla”.
Entendiendo esta circunstancia desde el plano estratégicos, tres puntos claves:
  1. Es importante evaluar el papel de “contención obediente” que ofrecerían estos 12 posibles gobernadores, al momento que se avance el marco normativo y político planteado en la profundización transicional hacia el Estado comunal: una versión más pretoriana y sectaria y del centralismo. Para este y otros eventuales nuevos desafíos previstos en el esquema de gobernabilidad del próximo período presidencial 2013-2019, Hugo Chávez apela a la fidelidad y verticalidad de su raíz militar, ese es el mensaje de fondo.
  2. Dicho lo anterior, hay que considerar la variable geopolítica: estas postulaciones ocurren en su mayoría en estados fronterizos, regiones donde se hacen más notorios los desmanes del centralismo. Zonas del país donde se concentra además una importante capacidad agro-productiva, un considerable parque industrial, los principales puertos, peajes y aeropuertos del país, así como una buena parte del comercio lícito e ilícito que tiene el país. Si una característica ha sido persistente en las gestiones castrenses es la intransparencia, por lo que sus acciones contra el narcotráfico, la extorsión, el contrabando, los grupos armados, etcétera pudieran ser una conveniente incógnita para el escrutinio público.
  3. Estos estados, constituyen los principales productores alimentarios que le quedan al país, por lo que una gestión verticalista de la productividad, conjugada con una actitud amenazante a los predios privados que quedan, pudiera ser de gran interés estratégico para la ansiada sustitución de importaciones que en 14 años de centralismo no se ha sabido lograr. Circunstancia que recrudecería abiertamente el clima de hostilidad a la propiedad privada en el país.
  • 2.) ¿Qué posibilidades tienen estos militares de imponerse en las elecciones?
En cuanto a posibilidades electorales, los estudios de opinión pública demuestran una diversidad de posibilidades. Existen algunos candidatos que nunca han participado en elecciones populares (Ramón Carrizalez, Carlos Mata Figueroa o José Vielma Mora) circunstancia que pudiera ponerlos a prueba en un fuero novedoso, apremiante y desconocido.
También existen algunos de estos candidatos ex militares que han gobernado estados y tienen un importante nivel de erosión de su imagen gubernamental (Francisco Rangel Gómez, Gobernador de Bolívar) así como otros con una importante aceptación popular (Jorge García Carneiro, Gobernador de Vargas). Por otra parte, cabe destacar que existe un desplazamiento de otros gobernadores ex militares por precario desempeño gubernamental (como el actual gobernador de Aragua Rafael Isea).
Sin embargo, las posibilidades de éxito o fracaso de estos candidatos principalmente está asociado al historial electoral de estas regiones. En efecto, existen estados tradicionalmente chavistas (como los estados llaneros: Portuguesa, Barinas, Apures, Cojedes y Yaracuy) donde la condición de ex militar no necesariamente definiría las preferencias electorales. Sin embargo, en los estados donde podría estar más difícil la contienda para estos candidatos del chavismo “pretoriano” son en aquellos estados reconquistado por la oposicion desde el 2008 (Lara, Carabobo, Táchira, Nueva Esparta, Miranda).
Para conocer algunos datos preliminares, sobre algunas tendencias electorales pudieran consultar el estudio presentado por el Grupo Ipsum el pasado mes de septiembre, en el evento “El día después al 7-O” organizado por la Asociación Civil Entorno Parlamentario.
  • 3.) ¿Al interior del PSUV hubo unanimidad en la selección de estos candidatos?
Puertas adentro al chavismo no existe uniformidad de criterios, sin embargo las voces discrepantes han sido acalladas principalmente por el propio Presidente Chávez, en actos de campaña como el que ocurrió el pasado mes de agosto en Carabobo para defender la candidatura de uno de sus compañeros de armas así como también con la misma supresión  de las primarias.
Con la reciente victoria de Chávez el pasado 7 de octubre, las voces críticas a estas postulaciones fueron aminorándose, mucho más ante la penosa circunstancia de que estas candidaturas fueron conocidas oficialmente al momento de su inscripción. Lo cual nos da una idea de la intransparencia y el talante pretoriano que tiene la gestión del poder tanto en el gobierno, como en las prácticas internas del partido oficial . Situación que sigue ocurriendo con las candidaturas en las elecciones municipales del próximo abril de 2013, sobre las cuales sabremos detalles sobre postulados, muy seguramente el propio día de su inscripción.
____________
*Incluyendo en la contabilidad al Ex- Ministro de la Defensa Gral. (Ej) Rangel Silva, ahora candidato por el PSUV a la Gobernación de Trujillo.
Anuncios

Publicado por

Xavier

Politólogo (UCV y UAB). Magíster en Estudios Latinoamericanos (USAL). Director de la ONG Entorno Parlamentario (@eparlamentario). Miembro del equipo directivo de @EducaMiranda

Y a ti qué te parece este artículo? déjame conocer tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s