El E-Parlamento a nivel mundial: avances y perspectivas

democraciaCentro Global para las TIC en el Parlamento/ONU/IPU(*). Publicado en Parlamentoscopio.

Los avances extraordinarios y la rápida difusión de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) han tenido un impacto profundo en las vidas de los ciudadanos así como en el funcionamiento de las instituciones públicas. La tecnología, el compromiso ciudadano, y los procesos políticos han venido de la mano. Los parlamentos han estado confrontados con el crecimiento de demandas para que sean más abiertos y brinden mayores respuestas a la ciudadanía.

No obstante, actualmente las condiciones de la economía global están forzando a muchas legislaturas a trabajar con menos recursos. La tecnología por sí sola no puede direccionar todos los desafíos, pero cuando es planificada e implementada estratégicamente, puede generar ganancias en la eficacia y eficiencia de las operaciones legislativas, fomentando así los valores democráticos de transparencia, responsabilidad y accesibilidad, que debería caracterizar a todo parlamento.

El Informe Mundial sobre Parlamento electrónico (e-Parlamento) 2012 [1] documenta los esfuerzos de los parlamentos en utilizar las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para respaldar sus funciones constitucionales. El informe está basado en la Encuesta Global sobre el uso de las TIC en los Parlamentos 2012 [2] dirigida por el Centro Global para las TIC en el Parlamento entre febrero y mayo de 2012, que es la tercera de una serie de encuestas iniciadas en 2007. El número de parlamentos que han respondido las encuestas se ha incrementado a lo largo del tiempo, de 105 en 2007 a 134 en 2009, y 156 en 2012. Estos 156 parlamentos representan una cantidad de 28.613 legisladores.

Los objetivos de estas encuestas, en consonancia con los informes mundiales sobre e-parlamento, son presentar la data más actualizada relativa al uso mundial de sistemas, aplicaciones, equipos y herramientas en varios servicios parlamentarios, con el fin de proveer a los lectores ejemplos concretos sobre la adopción de las TIC en las áreas más importantes de la dinámica parlamentaria, así como promover la difusión de conocimientos y experiencias en tecnología para los cuerpos legislativos.

e-Parliament ReportEste Informe cubre los siguientes tópicos:

  • Desarrollo en las TIC y los parlamentos desde 2010
  • Comunicación y participación ciudadana
  • Logros en apertura, transparencia y accountability a través de los sitios web
  • Servicios tecnológicos para los miembros
  • Manejo de la documentación parlamentaria
  • Bibliotecas y servicios de investigación
  • Recursos humanos e infraestructura técnica
  • Planificación estratégica de las TIC y su implementación para el e-parlamento
  • Estatus del e-parlamento en 2012
  • Avances en cooperación internacional

A pesar de que muchos de los desafíos para el uso efectivo de las TIC identificados en los informes previos aún están presentes en la edición de 2012, los hallazgos de las últimas encuestas sugieren que han habido limitados, pero no insignificantes, progresos en el estatus del e-parlamento en los últimos dos años. Los datos indican que: existen más líderes políticos que están comprometidos en establecer los objetivos y metas para reforzar las TIC en la institución; los dispositivos móviles y las aplicaciones están siendo adoptadas más rápidamente de lo esperado; la implementación de XML para el manejo de las cuentas se ha incrementado; ahora existen más parlamentarios que ostentan sistemas para el manejo de la plenaria y los documentos de las comisiones; y, tanto la intención como las acciones de los parlamentos para compartir información y colaborar en las mejoras tecnológicas se han incrementado sustancialmente. Un ejemplo es el progreso considerable realizado en torno al establecimiento de un estándar internacional parlamentario y legislativo del XML.

Desde una perspectiva de desarrollo, es particularmente significativo el hallazgo de que a pesar de los desafíos enfrentados, hasta los parlamentos con el menor nivel de ingreso económico están cerrando la brecha tecnológica. Aunque aún es muy grande, la brecha entre el promedio de puntuación de los grupos de e-parlamentos con el mayor o menor ingreso, se ha reducido significativamente, alrededor del 25% en los últimos dos años.

La mayoría de los parlamentos reportaron que los tres aportes más importantes para su trabajo realizados a través de las TIC han sido: 1) mayor información y documentos en los sitios web; 2) aumento de la capacidad para difundir información y documentos; y, 3) mayor capacidad de entrega oportuna de información y documentos a los miembros. Así como estos tres aportes ayudan al trabajo parlamentario, también resalta que contribuyen a hacer el parlamento más abierto y transparente a los ciudadanos.

Otros hallazgos positivos pueden encontrarse en el área de los servicios básicos de las TIC, tales como soporte a computadoras personales, administración de sistemas, publicaciones web y operaciones de red. De los nueve servicios evaluados por la encuesta, seis fueron proporcionados por 75% o más parlamentos. Además, internet está disponible en prácticamente el 100% de los parlamentos y la mayoría posee libre acceso. Una evaluación de los objetivos a corto plazo (2010-2012) del Marco e-Parlamento 2010-2020 [3] sugiere que 8 de los 12 objetivos planteados fueron logrados a principios de 2012.

A pesar de estos signos de avance, muchos parlamentos aún afrontan obstáculos significativos en sus esfuerzos por promover la TIC como soportes al trabajo y propósitos de la institución. Por ejemplo, a muchos miembros no les proporcionan computadores personales y no están conectados al área local de red del parlamento; muchas bibliotecas aún carecen de la tecnología que podría posibilitarlos de proveer mejores servicios; XML sólo ha sido implementado en alrededor de una cuarta parte de todas las cámaras; y mejores prácticas en el uso de los nuevos medios de comunicación bidireccionales con los ciudadanos aún no se avizoran. Un desafío adicional es que el uso del XML sigue estando altamente correlacionado con el nivel de ingreso económico que tenga el país.

En el área de las comunicaciones, existe una brecha tecnológica entre ciudadanos y parlamentos, así como desconocimiento de las mismas. Casi una quinta parte de los parlamentos reportaron que los ciudadanos no usan las TIC para comunicarse con ellos. Cerca de una cuarta parte mencionaron que los ciudadanos no tienen acceso a internet, y más de una cuarta parte reportó que los ciudadanos no estaban familiarizados con la tecnología. Así, la brecha de conocimiento ha afectado aún más a los parlamentos. La mayoría resaltó que su desafío más grande en el ámbito comunicativo no era tanto la falta de acceso a la tecnología, sino la falta de conocimiento del parlamento. La mitad o casi todos los parlamentos mencionaron la poca comprensión ciudadana del proceso legislativo como el obstáculo primordial, mientras que menos de la mitad citaron que era la poca experiencia con tecnología.

La mayoría de parlamentos identificaron dos retos que fueron particularmente difíciles de superar: la falta de recursos financieros y la falta del personal adecuado. Los Parlamentos de todos los niveles de ingresos reportaron que afrontan limitaciones financieras. Incluso los parlamentos con los ingresos más altos señalaron que un personal adecuado para el manejo de las TIC era el mayor desafío. Muchos parlamentos también afrontan serios problemas externos. Estos incluyen su acceso limitado a Internet de alta velocidad, la falta de acceso público a tecnologías tales como computadores personales, y la reducida independencia presupuestaria del parlamento.

Existen numerosas estrategias de las cuales los parlamentos, trabajando individual o colectivamente, y con el apoyo de la comunidad de donantes internacionales, pueden emprender para superar estos obstáculos. Basado en las experiencias de aquellos que han obtenido los más avanzados niveles de tecnología, se consideran por lo menos siete guías de acción a seguir.

La primera de ellas es invertir en la gente. Los Parlamentos necesitan establecer un programa continuo de formación para el personal interno y emplear o contratar personal que tenga las habilidades y experiencia necesaria y que pueda transferir este conocimiento a la organización. Los miembros necesitan comprender cómo la tecnología puede servirles tanto a la institución, como a ellos mismos como representantes de la gente. Y, otro personal parlamentario necesita adquirir conocimientos sobre las TIC que vaya más allá de sólo conocer cómo operar un sistema encomendado para llevar su trabajo.

La formación debe estar enmarcada dentro de un enfoque estratégico de la tecnología. Un plan estratégico sirve para muchos propósitos: afirmar metas y prioridades; identificar resultados esperados; estimar costos y horarios; evaluar progreso y hacer cambios si son necesarios; y comunicar los objetivos primarios de los parlamentos referidos a la tecnología a todas las partes interesadas internas y externas, incluyendo financiadores. La buena implementación del plan abarca todos los proyectos tecnológicos; dibuja sus relaciones, interdependencias, y potenciales sinergias; y los lleva a una asignación más racional de tiempo y recursos.

2.0Los Parlamentos también necesitan capitalizar los avances recientes en las TIC. Los beneficios de tecnologías móviles para parlamentos se están volviendo cada vez más evidentes. Son más flexibles, pueden ser fáciles de implementar, y están disponibles para ser usadas para conectarse y comunicarse con un creciente número de ciudadanos de nuevas formas. Explotar los novedosos servicios de computación en la nube (almacenamiento de información en servidores de internet, y su acceso a través de cualquier dispositivo móvil o fijo) también ofrece muchas ventajas a los parlamentos, aunque pueden haber obstáculos en hacerlo en lugares donde un acceso a internet de calidad y rápido esté fallando.

Compartir experiencias y soluciones puede ayudar significativamente a identificar cuáles tecnologías funcionan mejor en el entorno legislativo y qué enfoques son más productivos. Siendo el Parlamento una institución pública, es muy costoso y un uso ineficiente de los escasos recursos, que cada uno creara su solución particular a sus limitaciones, dada la extensa investigación, evaluación, desarrollo, prueba e implementación que generalmente se requiere. Los hallazgos de la encuesta 2012 subrayan que el momento es correcto para la colaboración interparlamentaria, en tanto que los parlamentos busquen las oportunidades para una mayor cooperación e intercambio de conocimientos.

Finalmente, transformar las legislaturas en instituciones modernas capaces de utilizar la tecnología efectivamente requiere un fuerte compromiso con la transparencia, la responsabilidad y la accesibilidad. Los líderes políticos y miembros del parlamento deben tomar esto como un objetivo estratégico, importante y prioritario. Establecer una cultura de transparencia es consistente con la responsabilidad de los parlamentos y su forma de representación popular, y con los valores de los ciudadanos que viven en la sociedad de la información. Promover el diálogo genuino con los ciudadanos, que vaya más allá de una única forma de comunicación, va de la mano con mejorar la transparencia. El uso de las nuevas herramientas de comunicación puede ayudar a los parlamentos a enfocarse menos en hablar a los ciudadanos y más en escuchar a los ciudadanos, y atraer al público en un diálogo productivo que promueva la participación ciudadana en los procesos políticos.

Traducción: Marianny Pacheco / Enlace original en inglés aquí.

_____________________

Notas:

(*) Este artículo constituye el Resumen Ejecutivo del Informe Mundial sobre e-Parlamento 2012, realizado conjuntamente por el Centro Global para las TIC en el Parlamento, la Organización para las Naciones Unidas (ONU), y la Unión Interparlamentaria (IPU).

[1] Puede acceder al texto completo del Informe Mundial sobre Parlamento electrónico (e-Parlamento) 2012, haciendo click aquí.

[2] Para mayor información sobre los países que completaron la encuesta, así como el instrumento utilizado para la misma revise el siguiente enlace.

[3] Propuesto por los directivos del Centro Global para las TIC en el Parlamento en el año 2010. Ver Informe Mundial del e-Parlamento 2010, aquí.

Anuncios

Publicado por

Xavier

Politólogo (UCV y UAB). Magíster en Estudios Latinoamericanos (USAL). Director de la ONG Entorno Parlamentario (@eparlamentario). Miembro del equipo directivo de @EducaMiranda

Y a ti qué te parece este artículo? déjame conocer tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s