Entrevista al Diputado indígena @ArcadioMontiel (I parte)

Arcadio MontielEntrevista realizada por Marianny Pacheco y publicada en el Parlamentoscopio.

Con un afable trato y firme en sus convicciones por la causa de los pueblos indígenas que representa desde la Vicepresidencia de la Comisión de Pueblos Indígenas de la Asamblea Nacional, el reconocido diputado Arcadio Montiel nos cuenta sobre su desempeño como parlamentario y su constante preocupación por el progresivo reconocimiento y dignificación de los derechos del sector indígena de nuestra población nacional.

¿A partir de qué momento descubrió su vocación por la política?

AM: No tengo vocación política, me considero una persona que tropezó con los problemas de la gente y me dediqué a acompañar sus soluciones desde muy joven. Fui dirigente estudiantil y participé en la conformación del primer centro electoral indígena que hubo en el Zulia, en la escuela Alejandro Fuenmayor. Cuando me gradué de docente, me mandaron para la Guajira, a la Alta Guajira, y allá empecé a escribir el Guajiro yo lo hablaba muy bien pero no lo escribía entonces lo niños me enseñaron a perfeccionarlo y desde allí comencé a conformar cooperativas, asociaciones, siempre dentro del marco de los espacios de la educación.

Eso me hizo reflexionar mucho sobre mi compromiso con los indígenas, comencé un acercamiento a lecturas de izquierda, sobre el socialismo, y conformé varios círculos de estudios para los jóvenes, enfocado siempre en el desarrollo de los indígenas.

A partir de ahí la gente empezó a reconocerme, fui presidente del Comité Central de la Federación de maestros, desde donde logramos conquistas para los educadores, tales como el aumento de pagos para educadores de la frontera y zonas indígenas, lo que hoy se denomina “prima geográfica”, así como también ayudamos a las bibliotecas de la zona a hacer trabajo social. Aproximadamente en este momento inicié mi vida política, me hice militante del partido Movimiento al Socialismo (MAS).

A partir de allí comencé una dinámica más activa. Fui suplente del Diputado Dr. Luis Gómez Martínez una persona muy reconocida con una prestigio extraordinario,  luego fui suplente dos veces de Carlos Boves, luego vino el gobierno de Chávez, en el que tuve participación en principio a través de la conformación de cooperativas y círculos bolivarianos.

Así, muchas personas me dijeron que yo podría ser su representante, y de esta forma fui el primer Diputado Indígena del Zulia en el Consejo Legislativo, la primera vez gané con 60 mil votos, la segunda vez con 170 mil y luego me vine para Caracas porque me lo pidieron las comunidades y las organizaciones indígena. Ahora como Diputado Indígena de la Asamblea Nacional tengo en mi haber la votación más alta de este país, con 1 millón 64 mil votos y eso me convierte en el Diputado que tiene más votos en el país representando al Zulia, Trujillo y Mérida.

¿Sigue una ideología política en particular?

AM: Yo no soy ni de derecha, ni del centro ni de izquierda, yo soy un Diputado Indígena, lo que vibra en mí son mis pasiones por los Derechos Indígenas. Yo por ejemplo no soy católico, tampoco soy evangélico soy wayúu, y ¿en qué creen los wayúu?: creemos en el viento, en la oscuridad creadora de la vida, es lo contrario del día entonces es la belleza de la vida desde esa perspectiva creemos en las fuerzas del cosmos, la conexión de la vida material con la inmaterial, eso es mucho más profundo que la izquierda, siento que el país es eso y que en parte lo representan los 45 pueblos indígenas  presentes en Venezuela.

Desde el punto de vista ideológico soy militante de la causa indígena participo en las organizaciones internacionales que trabajan la materia, he sido visitante de las Naciones Unidas, hay derechos que hemos conquistado todos los indígenas del mundo y pues en Venezuela lo que dice la Constitución fue elaborado por los indígenas y debo reconocer que el presidente Chávez le puso ley por decirlo de alguna forma.

¿Qué aspecto rescataría de la actividad parlamentaria de sus colegas diputados del oficialismo?

AM: Yo creo que los diputados deberían tener unas exigencias mínimas, no basta para obtener votos yo creo que el Diputado debe tener un reconocimiento de las comunidades, no de los partidos, entonces la mayoría de los Diputados son cuotas de partidos que no se corresponden con las pasiones y necesidades de los pueblos. Yo creo que si se podría modificar el origen para ser Diputado deberían minimizar la capacidad de selección de los partidos y aumentar el servicio a las comunidades.

¿Existe algún aspecto que obstaculice su gestión parlamentaria?

AM: En primer lugar soy el vicepresidente de esta comisión y no me he reunido la primera vez administrativamente para ver cómo funciona la comisión. Yo soy un vicepresidente nominal y creo que estoy entre los diputados que mas atención le ofrece a la comunidad. Les rindo cuentas todas las semanas al pueblo, tengo un programa de radio que tiene más de diez años, donde todas las semanas religiosamente explico lo que ocurre en la Asamblea, y ese programa se da gracias a la iglesia católica (Fe y Alegría) que me dio ese espacio.

Creo que la Asamblea Nacional es la negación de lo que las comunidades esperan, pienso es un centro donde opera la hipocresía, donde funciona el compadrazgo, donde la piedra de tranca como dicen,  ponen la zancadilla a todo el que quiere avanzar.

Yo tenía una ilusión con el Parlamento es decir, hacer las leyes indígenas. Las hemos hecho, pero a medias. A medida que hemos ido desarrollando las propuestas observamos que no hay contraparte, a la contraparte le duele más los partidos y le duele más sus pasiones personales que el proyecto de vida de una República. Es necesario refundar una República, que debe ser construida (como dice la Constitución) para la democracia, la descentralización, la justicia, y para que las instituciones funcionen de manera autónoma. La Asamblea Nacional lamentablemente se ha convertido la oficina de finanzas del Presidente de la República.

¿Considera que los grupos parlamentarios minoritarios tienen suficientes oportunidades de incidencia política en la Asamblea Nacional?

AM: Pienso que en la Asamblea Nacional se da es una competencia de manera desleal, sobretodo para los diputados que representan a la mesa de la unidad, y es donde yo participo.  Yo gano como profesional desde la Asamblea Nacional, cumpliendo como Diputado menos de 7.000 Bsf. mensuales y me dan hasta 13.000, con los viáticos, pero los viáticos míos son iguales a los de otros diputados, pero yo soy Diputado del Zulia, de Mérida y Trujillo. Bajo estas circunstancias cómo se le puede pedir a un Diputado que cumpla con una proporción geográfica tan grande con el mismo recurso que le dan a los otros, me parece una gran desconsideración porque es una manera grosera de hacer que los Diputados, no cumplan con sus funciones.

Próximamente la segunda parte de esta entrevista….

Enlace original aquí.

Anuncios

Publicado por

Xavier

Politólogo (UCV y UAB). Magíster en Estudios Latinoamericanos (USAL). Director de la ONG Entorno Parlamentario (@eparlamentario). Miembro del equipo directivo de @EducaMiranda

Y a ti qué te parece este artículo? déjame conocer tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s