2012: lo que hemos hecho

2012 ha sido un año de grandes aprendizajes, desenlaces, expectativas, decepciones y fantásticos logros. Año en el que nuestras búsquedas dieron con un camino, que nos mantiene hoy preguntando, aprendiendo, creando y proponiendo. 12 meses que vieron la transición de un proyecto en una realidad. Un salto adelante guiado por la chispa del atrevimiento, por la voluntad de hacer algo propositivo con la inconformidad.

Un año que nos puso en cercanías con el pulso político de una coyuntura electoral sin precedentes; vivida con intensidad en cada rincón del sistema político nacional y en el que pudimos atestiguar la magnitud de la expectativa democrática. Destacándose como nunca antes la relevancia que tienen los asuntos públicos entre los venezolanos: después de todo y de tanto la política sigue importando y mucho.

Nos referimos a un 2012 que termina con nuevos desafíos, incertidumbres, pertinaces problemáticas e incesantes cuestionamientos sobre la política, el futuro del personalismo, la economía, las dimensiones de las viejas y las nuevas desigualdades, las antinomias de nuestra vida social… y sobre estos condicionantes, seguiremos inventando nuevas formas para aportar ideas que mejoren el diálogo plural, tolerante y documentado que necesita nuestro país.

Sin detenernos en certezas sobre las magnitudes, algo ya hemos hecho. Continúa leyendo 2012: lo que hemos hecho

El furor…

Por Leonardo Padrón. El Nacional.

“No está más flaco, lo que está es llevao”, me aclara Calimari, una de las dos manos derechas del equipo de Henrique Capriles, ante mi asombro al verlo más desgastado que la última vez que nos reunimos. “Llevao” es un modismo maracucho. Implica, en latín directo, “escoñetao”. No se podía esperar menos de alguien que lleva meses recorriendo el país frenéticamente. El ritmo de campaña del candidato de la unidad opositora es abrumador. Su vitalidad ha sido decisiva para emprender una cruzada de ribetes sobrehumanos por el mapa profundo del país y procurar la victoria de este enjuto y corajudo David sobre ese desproporcionado Goliat llamado Chávez. Mientras escribo estas líneas lleva ya recorridos 250 pueblos. Se dice rápido, pero en una geografía de carreteras vergonzantes y distancias ampulosas el esfuerzo se multiplica in extremis.

Las elecciones presidenciales de Venezuela en este año 2012 nadie podrá olvidarlas. El país entero está parado encima de una cornisa.

Continúa leyendo El furor…