Doble negación. Por @laosven

Pasos verdes (2)
Título: “Pasos verdes” Autor: Xavier Rodríguez Franco

Por Luís Alejandro Ordoñez. Cuento

El Pachi nunca lo superó. El empate clasificaba a Venezuela y eliminaba a Brasil, aunque un triunfo de Brasil, sin importar el marcador, dejaba a los venezolanos fuera del torneo, otro Suramericano sub-16 con las manos vacías. Pero el equipo estaba plantado, dispuesto a sacar ese punto de oro, los minutos transcurrían, Brasil se desesperaba más y más, se estrellaba una y otra vez contra la buena defensa venezolana y contra las increíbles manos de Pachi, que lo paró todo; bueno, casi todo, porque pasó lo que siempre pasa en partidos como ese: cuando el equipo pequeño necesita que el árbitro esté atento a los engaños del equipo grande, lo que recibe es una total complicidad con el prestidigitador. Claramente el delantero brasileño se dejó caer y el árbitro (argentino, uruguayo, chileno, colombiano, paraguayo, boliviano, peruano o ecuatoriano, quién sabe) de inmediato se llevó el pito a la boca y lo sopló con toda la fuerza de la injusticia mientras señalaba el punto de penalti… Continúa leyendo Doble negación. Por @laosven

Anuncios

La serpiente humana

Human SnakePoemario Político Venezolano

El aroma del café augura una mañana lenta y predecible. Mientras en la calle desde temprano anónimos nos vemos alineados y penintentes, alistando nuestros números de cédula para que vayan a parar en un cuaderno sin esperanza de lectura. Continúa leyendo La serpiente humana

La soledad de las mayorías. Por @Leonardo_Padron

Movimiento solitario
“Soledades en movimiento”. Fotografía de @xfranco22

Por Leonardo Padrón. Publicado en ProDavinci.

Esperar es el verbo más usado por los pobres del mundo. La Sra. Silvia trabaja en una casa de familia en Chulavista. Para llegar a tiempo se despierta antes que el sol. Vive en el Sector Valle Alto, de Petare. Debe bajar de una montaña infecta de gente para trepar otra que cada día queda más lejos. Su excursión para llegar todos los días al trabajo es agotadora. Primero toma una camioneta hasta el barrio Mesuca, muy cerca del Metro de Palo Verde. Allí debe esperar que pasen dos o tres trenes, pues la estación está atestada de gente. A esa hora la ciudad es una procesión informe, un montón de prisa y perfume. Continúa leyendo La soledad de las mayorías. Por @Leonardo_Padron

Etcéteras

20131215-132149.jpg
Tiritan los silencios al final del corredor…y allí, sobre el horizonte roído del suelo, se esconden mil letras sin labios.
Notas sin oído y en el entrelíneas del viento varios tréboles sin destino.

De su verdor invicto, resurge tu coro de miradas distantes, anónimas, intencionadas.
En ese rincón del mundo tus párpados condensan humeantes rayos de vista, que contrastan con el paciente tintineo de tu presencia florida. Continúa leyendo Etcéteras

Hagamos un trato

Existe

Por: Mario Benedetti.

“Compañera
usted sabe
puede contar
conmigo
no hasta dos
o hasta diez
sino contar
conmigo.

Si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos
y una veta de amor
reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense qué delirio
a pesar de la veta
o tal vez porque existe
usted puede contar
conmigo.  Continúa leyendo Hagamos un trato

Íker

donacion-organosPor: Xavier Rodríguez Franco.

I

Pasitos de ojarasca y semillas tostadas se me filtran en el aliento.

Sigo el serpenteo del camino. Paso a paso…

Rodeado de una soberana sincronía, inalterable a mi zancada.

Te me adelantas en gesto diáfano de soledad,

pero tus pies invitan a la compañía. Invicto sigo el andar.

Confinándome a ser testigo de tu marcha imprevista. Continúa leyendo Íker

Eres

20130722-165551.jpg
Laguna del Parque Nacional Canaima

Eres la pausa silente que decora el descanso detrás de cada sorbo de taza.

Eres, la sonrisa involuntaria al conseguirme con un siete en el camino.

Eres el ímpetu del instinto y el vigor de la insistencia, la emoción de la virtud y la serenidad del descanso, el ardor del sol y el caramelo del ocaso.

Eres la escogencia prístina y regeneradora que triunfa entre millones de posibilidades.

Eres el “¿te gustó?” de cada sobremesa y la piel que tapiza el sueño que buscan mis latidos.

Eres un puñado de ideales resumidos en el toque sencillo de tu mano. Continúa leyendo Eres