Púrpura electoral

Poemario político venezolano

Ya mi dedo empieza a desteñirse de ese púrpura que ayer estuvo lleno de ilusiones y esperanzas, de ese púrpura utópico que más que teñirme el dedo, tiñó mi alma.

Hoy, con resaca, luego de la embriaguez de las ilusiones que tomé ayer, despierto queriendo no volver a beber de eso nunca más, pero sabiendo que si me la ofreciesen de nuevo, la volvería a beber, sin importar las consecuencias.

Hoy, tengo menos púrpura en el dedo, pero más en el corazón.

¿Será que mi cuerpo la ha absorbido? No lo sé.

Lo único que sé, es que el púrpura, es la unión de los azules con los rojos. Pero de lo mejor de los dos.

Por Jonathan Torrealba.

Publicación original aquí.

Anuncios