El día que el hemiciclo se convirtió en coliseo romano

trifulcaPor Maru Morales. Publicado en El Nacional.

28 días han pasado desde que el diálogo político se fracturó en el Poder Legislativo tras la decisión de su presidente, Diosdado Cabello, de silenciar a los diputados que no respondieran a su gusto a una interrogante: “¿Señor diputado, reconoce usted a Nicolás Maduro como presidente de la República?”.

Las expectativas nacionales e internacionales están puestas hoy sobre la Asamblea Nacional, pues la promesa del PSUV y la esperanza de los partidos de la MUD es que se restituya la normalidad en el Parlamento. Continúa leyendo El día que el hemiciclo se convirtió en coliseo romano

Los parlamentos y la violencia en el siglo XXI

PARLAMENTOPor Gabriel Otazo. (Publicado en El País de Costa Rica).

La palabra parlamento proviene del latín parlar donde el hablar, el comunicarse y el expresarse libremente es la idea central del término. En este sentido, existe una necesidad de participación social del hombre, un deseo que brota de su propia naturaleza y que lo lleva a querer intervenir en el desarrollo de los acontecimientos que se suceden y que regulan la sociedad en la que vive. Pero también juega un papel predominante la “voluntad del diálogo”. De modo que, parlamentarios es el nombre que reciben los miembros del Parlamento pero también son llamados así los representantes de las partes que, interrumpiendo acciones bélicas, eligen el camino de la paz y deciden negociar a través del diálogo.

De esta manera, si partimos de dichos antecedentes, el término parlamento abarca una extensa gama de instituciones, asambleas, grupos deliberativos que se caracterizan por el diálogo y la discusión, es decir por su relativa representatividad, el asesoramiento al encargado de las funciones ejecutivas del poder y, al mismo tiempo, el poner un límite a las atribuciones de éste. Continúa leyendo Los parlamentos y la violencia en el siglo XXI

La voluntad impuesta ¿es voluntad?

Observo esta pared, cierro los ojos y escucho: siembra el socialismo, aunque no lo entiendas a tu joven edad, no importa ya habrá tiempo… de momento delata al vecino, combate a tu hermano si no hace lo que haces tu, defiende con la vida al mismo gobernante de siempre, participa en el único partido y haz con frenesí lo que otros han pensado ya por tu bien”. Este testimonio a pie de calle, pareciera un testimonio vivo del momento en que una ideología, pierde su carácter de idea, de opción, para convertirse en imperativo doctrinario, un imperativo que supone la supresión de la posibilidad de escoger…

Continúa leyendo La voluntad impuesta ¿es voluntad?